titulo_index_1000bn

titulo_plantas_medicinales
     

ALGARROBO

 

Ceratonia siliquia, Prosopis palida

Familia: LEGUMINOSAS.

Otros nombres: GARROFERO.

     

 Es  un árbol de unos 6 a 8 metros, que crece a orillas del Mediterráneo  y adaptado a las regiones semidesérticas de Perú y Argentina. Tronco leñoso, hojas alternas  y pecioladas, flores poco importantes y frutos en vainas algo  dulces, color castaño por fuera y amarillo en su parte interior.

Es un excelente sedativo del sistema nervioso y también se usa para elevar la presión sanguínea.

El fruto es un excelente alimento para el ganado. De él se extrae una miel llamada  algarrobina, muy usada como tónico y aperitivo. Sirve para combatir  la anemia,  raquitismo, estreñimiento, enfermedades nerviosas, tos,  afecciones  de bronquios y garganta, diarreas, disentería, hiperacidez,  etc.

Con  la  infusión de los frutos, se hacen lavados de la vista  para  curar inflamaciones, carnosidades, etc.

Para  inflamaciones de la garganta o amígdalas se hacen gárgaras.  También sirve  para lavar los oídos inflamados (otitis) y para curar heridas de la  boca como  aftas  y  otros.  En casos de asma  se  recomiendas  las  inhalaciones  de algarrobo.

Por  el alto contenido de fibra (32%) la pulpa del fruto es  un  excelente aditivo  para  alimentos dietéticos. Sabemos que los alimentos  ricos  en  fibra implican un menor rendimiento energético de la dieta y una mayor estimulación  a la saciedad, reduciéndose así la ingesta de alimentos, siendo por este motivo de gran utilidad para el tratamiento del sobrepeso y/o obesidad. Igualmente el alto consumo  de  fibra  ha sido relacionado con una menor incidencia  de  cáncer  al colon, hipercolesterolemia, estreñimiento y diabetes.